Descubre como se hace el helado

Tradición en Helado

En 1969, Freddo abrió las puertas de su primer local en el distinguido barrio de Recoleta, en la ciudad de Buenos Aires. Así comenzó la historia de la heladería con el helado artesanal más delicioso de la Argentina.

Su excelente calidad, la cremosidad de sus helados y su sabor artesanal convirtieron a Freddo en un clásico. A través de los años abrió locales en importantes barrios porteños, en Gran Buenos Aires y en la costa atlántica. El éxito fue tal que en 1990 Freddo decidió cruzar la frontera e instalarse en Punta del Este, Uruguay, abriendo el primer local fuera de su país de origen. La gran aceptación en el exterior y la creciente reputación de los helados artesanales Freddo, fue la razón por la cual la empresa decidió expandirse a otros países, instalándose en Paraguay, Bolivia, Chile, Reino Unido y Brasil,  hasta alcanzar la tan esperada apertura de su primer local en EE.UU.

Hoy Freddo cuenta con más de 150 locales en el mundo, ofreciendo en cada lugar un producto único,  artesanal y de alta calidad

DULCE
DE LECHE
Y HELADO,
UNA COMBINACIÓN PERFECTA.

El dulce de leche ha sido elaborado en Argentina desde principios del siglo XIX basado en una receta casera con leche, azúcar y vainilla. Su textura aterciopelada y su dulzura única hacen de esta tradición familiar uno de los sabores más codiciados de América Latina. En Freddo utilizamos el mejor dulce de leche argentino para hacer deliciosas variedades de helado artesanal. Dejate llevar por la tentación más dulce de uno de los sabores más ricos del mundo.